Parashát Nasó (Alzar)

Bamidbar (Números) 4:21–7:89
En nuestra lectura semanal encontramos una de las bendiciones más conocidas, que se conoce como la bendición sacerdotal:

Entonces el SEÑOR habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos, y diles: “Así bendecirás a los hijos de Israel”. Les dirás: El SEÑOR te bendiga y te guarde; El SEÑOR haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga misericordia de ti; El SEÑOR alce sobre ti su rostro, y te conceda paz. Entonces invocarán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré, SEÑOR.”
Números 6:22–26

יְבָרֶכְךָ֥ יְהוָ֖ה וְיִשְׁמְרֶֽךָ׃ ס ‎יָאֵ֨ר יְהוָ֧ה ׀ פָּנָ֛יו אֵלֶ֖יךָ וִֽיחֻנֶּֽךָּ׃ ס‏ יִשָּׂ֨א יְהוָ֤ה ׀ פָּנָיו֙ אֵלֶ֔יךָ וְיָשֵׂ֥ם לְךָ֖ שָׁלֽוֹם׃

¡Es razonable suponer que todos estamos familiarizados con esta hermosa bendición! Pero me gustaría profundizar en la riqueza de estas palabras en el hebreo original, especialmente porque siento que la traducción al español ha perdido parte de la esencia del significado. También veremos cómo esta bendición fue de naturaleza profética; ¡se conecta con la increíble obra de nuestro Mesías! Veamos cómo

El SEÑOR te bendiga” — La bendición suprema del Señor es un cumplimiento directo de la bendición prometida a nuestro padre Abraham, que fue la promesa de una simiente por la cual todos los pueblos de la tierra serían bendecidos. Esa “semilla de bendición” es Yeshua el Mesías.

Y te guarde” — Esta palabra “guardar” también se puede traducir como vigilar, guardar y mantener, todo lo cual se conecta con nuestro Mesías quien nos está cuidando, protegiéndonos y manteniéndonos con todo lo que necesitamos.

El SEÑOR haga resplandecer su rostro sobre ti” — Estas palabras me recuerdan a las palabras del profeta Isaías, “el pueblo que anda en tinieblas verá una gran luz; aquellos que viven en una tierra oscura, la luz brillará sobre ellos” (Isaías 9:2). El rostro del Señor brillará sobre aquellos que andan en tinieblas, lo que también puede entenderse como que aquellos que son esclavos del pecado. Yeshua es la revelación de Dios a la humanidad: ¡Él es la luz del mundo! Lo que personalmente amo de esto es el hecho de que el rostro de Yeshua brilla sobre nosotros en cada paso del camino.

y tenga misericordia de ti” — Mientras que la palabra hebrea aquí, “וִֽיחֻנֶּֽךָּֽ” “Vichunéka”, se traduce en la mayoría de las Biblias en español como “y tenga misericordia de ti”, en mi opinión, esto omite una parte esencial de su significado, más precisamente “educar” o “discipular”. Somos discípulos de Yeshua aquí en la tierra; Él nos ha ordenado que también hagamos discípulos (Mateo 28:19–20), lo que significa que no podemos cumplir este mandato sin antes ser discipulados por Él.

y te conceda paz” — ¡La paz que solo el Mesías nos da es diferente a cualquier otra cosa que podamos encontrar! Rav Sha’ul (el apóstol Pablo) sabía esto y nos instruyó sobre el reposo en la paz de Yeshua:

No se inquieten por nada, pero en todo, mediante la oración y la súplica con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa toda comprensión, guardará sus corazones y sus mentes en el Mesías Yeshua.
Filipenses 4:6–7

Esa paz no es una paz temporal, sino una paz eterna que cada uno de nosotros puede tener a través del poder redentor de Yeshua nuestro Mesías. Yeshua nos da la paz que el mundo no puede dar (Juan 14:27). ¡Cada persona que pone su confianza en Yeshua disfrutará el cumplimiento de esta bendición profética!

Shabát Shalóm,
Moran

Share this Post

Leave a Reply

Your email address will not be published.